Objetivo:

Aplicar correctamente la trazabilidad ayuda a profundizar en el conocimiento de la estructura de la cadena alimentaria, con el fin de poder detectar y corregir posibles fallos estructurales, tratando de mejorar las relaciones entre los diferentes partcipantes de la cadena, desde el productor al consumidor